Hoy toca post de los largos… Os quiero hablar de mi piel y como el año pasado, de repente, se me empezó a poner horrible: apagada, gruesa, sucia, sin vida, llena de granitos (por la zona de las mandíbulas), deshidratada…

Sigue la nota en la revista ELLE